Publicado: 24 de Febrero de 2016

En algunas ocasiones los jeans (o cualquier otra prenda de ropa, especialmente si la guardaste antes de estar seca por completo) tienden a oler raro. Si te desagrada el olor, basta con repetir el truco de colocarlos dentro de una bolsa en el congelador por la noche y estarán listo para usarse.

Las bajas temperaturas ayudan a la eliminación de bacterias, por lo que el refrigerador será tu mejor aliado.