Publicado: 8 de Junio de 2015

Saber cómo tender la ropa de forma adecuada te ayudará a que la misma no se deforme o quede marcada al mismo tiempo que hace que, en el caso de las prendas que lo requieran, planchar sea mucho más simple, algo que te ahorrará tiempo y electricidad.
Toma en cuenta que dependiendo del tejido de tu ropa habrá una mejor forma de tenderla para que se seque mejor y se mantenga en buen estado.
Seguro que alguna vez haz visto a tu abuela o tu madre sacudir la ropa antes de tenderla, esto se hace por dos razones: eliminar alguna pelusa que haya quedado en la prenda y al mismo tiempo estirarla para que se seque con la menor cantidad de arrugas posibles.
Es importante que apenas termines de lavar tiendas la ropa de este modo evitarás que la misma se quede húmeda y arrugada dentro de la máquina de lavar o el lavadero. Además favoreces un planchado más rápido.
Cuando se trata de prendas de colores vivos hay un buen truco que puedes poner en práctica si acostumbras tenderlas al sol: hazlo al revés de este modo conseguirás preservar mucho más los tonos. Del mismo modo evita dejar la ropa al aire libre durante días intenta recogerla apenas esté lista.
Para evitar que las prendas se deformen o queden marcadas lo ideal es colocar las pinzas en las costuras. Te recomendamos comprar pinzas de plástico mucho mejor que las de madera que pueden manchar tu ropa.
Si quieres que las camisas sean mucho más fáciles de planchar entonces lo mejor es tenderlas con una percha, se arrugarán menos.
Y para que tu ropa esté siempre perfecta puedes consulta nuestros artículos cómo clasificar la ropa para lavar y cómo utilizar el ciclo de lavado de tu lavadora.