Publicado: 15 de Junio de 2015


El etiquetado de calzado debe informar sobre los materiales utilizados en la fabricación de todas las partes del calzado: empeine, forro, plantilla y suela. Debe ser visible y aparecer como mínimo en un zapato de cada pareja. La etiqueta debe indicar el material que represente al menos el 80% de la composición de las distintas partes del calzado. Si ningún material representa como mínimo el 80% se facilitará la información sobre los dos materiales principales que compongan el calzado. La información puede presentarse por letras, pictogramas o dibujos.