Publicado: 1 de Junio de 2015

La información obligatoria depende del producto textil, pero siempre debe estar correctamente identificado e incluir la siguiente información:

  • Nombre o razón social del fabricante y su domicilio.
  • Para productos textiles importados de países no pertenecientes a la UE, el número de identificación fiscal de la empresa importadora.
  • Composición del producto. En las prendas de confección y punto, a excepción de calcetería y medias, la etiqueta será de material resistente, preferentemente textil, y deberá coserse o fijarse a la prenda.

Etiquetado de la composición textil:

  1. Textiles de una sola fibra: Cuando la composición de una prenda textil esté completamente fabricada con una única fibra se denominará con la inscripción '100% puro' acompañada de la denominación de la fibra. Por ejemplo, '100% pura lana virgen'.
  2. Textiles con más de una fibra: Si una de las fibras representa como mínimo el 85% del total, existen tres denominaciones posibles:
  • El nombre de la fibra y su porcentaje en peso (ejemplo: algodón 90%).
  • El nombre de la fibra y la indicación ?85% mínimo?.
  • La composición porcentual completa del producto, ordenada de mayor a menor (ejemplo: algodón 85%, lycra 15%).

Si ninguna de las fibras llega al 85% se denominarán las dos que contengan el mayor porcentaje de composición y, a continuación, el resto de las fibras en orden decreciente. En el caso de que cada una de las fibras represente menos del 10% de la composición, se podrá designar con la denominación ?otras fibras? seguida por el porcentaje global.

En muchas ocasiones el etiquetado textil muestra ciertos datos que, pese a no ser obligatorios, aportan información útil sobre el producto y su conservación.