Publicado: 3 de Marzo de 2016

No te preocupes, por lo menos el vino tinto ya no será el motivo por el cual pierdas tu camisa favorita. Lo único que deberás hacer es colocarla en una bolsa de plástico dentro de la nevera. Una noche bastará para que la máquina de lavado haga el resto. (Sí tu prenda es de lana, evita este consejo: la humedad la dañará).