Publicado: 22 de Abril de 2016

Trucos para la Ropa

El respeto de los siguientes consejos es indispensable para que puedas conservar y lucir tu ropa con el placer del primer día.

Confía en las instrucciones de lavado de la etiqueta que encontrarás en el interior de cada prenda y síguelas escrupulosamente. Estas instrucciones son específicas para cada artículo y han sido probadas en laboratorio.

Separa tu ropa antes de cada lavado según los colores y las temperaturas indicados. No llenes demasiado la lavadora y utiliza un detergente sin agentes blanqueadores para la ropa de color.

Lava al revés, los colores estarán mejor protegidos y la ropa no se desgastará tan rápidamente.

Si la etiqueta de instrucciones así lo indica, elige el lavado a máquina mejor que a mano.

Para las prendas de punto que se pueden lavar en lavadora, el ciclo de lavado corto y el centrifugado moderado imperativos.

Si lavas a mano, utiliza detergente líquido en poca cantidad. No dejes tu ropa en remojo y no la retuerzas. Un truco: puedes escurrir tus Jerseys enrollándolos en una toalla absorbente.

Lava las prendas delicadas en una "bolsa de lavado" (en venta en el comercio) o en una funda de almohada.

Si has comprado un conjunto de dos o más artículos, intenta lavarlos juntos para limitar la diferencia de color.

No olvides vaciar los bolsillos, cerrar las cremalleras y abrochar los corchetes para que no se enganchen.